El deporte, es la clave para mantenernos saludables por mucho, mucho tiempo.

Cuando expresé eterno entre comillas, lo hice en un sentido metafórico. Pues pretendía únicamente referirme a las condiciones en las que lo hacemos son notablemente mejores.

En base a las investigaciones realizadas sobre el envejecimiento y ejercicio, el cuerpo se deteriora y afecta negativamente en nuestro rendimiento. Provoca una restricción en la participación de los roles en el deporte.

No obstante, el ejercicio es un sistema perfecto para disminuir factores de riesgo cuando somos mayores. Podemos mejorar de estilo de vida y gozaremos de una vida más plena.

Envejecimiento y ejercicio: Beneficios del deporte

Antes de nada, voy a proceder a enumerar algunos de los beneficios del deporte, y que nos ayudarán cuando seamos mayores:

  • Mantenimiento del peso
  • Reducción del porcentaje de grasa
  • Incremento de músculo
  • Mejora de la ventilación pulmonar
  • Menor pérdida de flexibilidad
  • Mantenimiento de la densidad ósea
  • Reducción de la frecuencia cardíaca
  • Mejora del sueño

Y ahora, voy a proceder de entrar más a fondo en aquellas cuestiones más relevantes sobre el ejercicio y el envejecimiento.

Sistema Cardiorespiratorio

sistema-respiratorio y ejercicio

Uno de los aspectos más importantes de hacer ejercicio para envejecer correctamente.

En dicho sentido, en sujetos deportivos se evidencia un incremento en el VO2max entre 10 y 30%. La razón de ello, son las adaptaciones cardiovasculares centrales en respuesta al entrenamiento.

Se produce un aumento de su volumen respiratorio y con ello la posibilidad de disminuir la frecuencia respiratoria. En caso de un sujeto que no hace deporte (estudio), el volumen respiratorio es de 80-100 l/min. En una persona acondicionada llega a los 150 l/min.

Se encuentran, también existen mejorías tanto en reposo como durante el ejercicio que hacen contrapeso de los efectos del envejecimiento.

La razón, es que se produce un incremento de la calidad del llenado diastólico temprano. Ésto, va en sentido contrario de  la contracción auricular tardía en diástole.

Por otro lado, las demandas de energía del miocardio se reducen a consecuencia, de que la frecuencia cardíaca y la presión arterial experimentan un menor incremento a un nivel de esfuerzo concreto.

Sistema músculo esquelético

envejecimiento-y-ejercicio

Por otro lado, el ejercicio mejora a mantener la masa muscular activa, ayudando a que pueda seguir aumentando.

Con el deporte de fuerza, se produce un incremento de:

  • La hipertrofia muscular
  • Incremento de mioglobina
  • Mayor capilarización del músculo y un menor riego sanguíneo
  • Se incrementan las mitocondrias y las enzimas que intervienen en el metabolismo

En caso de que nos centremos más en el entrenamiento de resistencia, se produce una mayor estimulación de fibras rojas (estudio). Las fibras de contracción lenta o de contracción rápida, son importantes a la hora de orientar la actividad deportiva en mayores.

A través de ejercicios de estiramiento y flexibilidad, el músculo consigue elasticidad y las articulaciones movilidad. Lo que va a provocar ésto, será un incremento del recorrido de las articulaciones en las tareas motrices.

Además, la realización del un ejercicio de tipo estiramiento el músculo responde a la tarea de alongarse, con el fin de responder a un determinado estímulo que se realiza en la articulación.

Continua leyendo en la página siguiente:

Página siguiente

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general.

Únete a la conversación